La cultura mexicana impulsa a Alejandro Castillo a dar un giro de la fantasía a la defensa.

0
261

This post is also available in: enEnglish (Inglés)

Alejandro Castillo no es tan alto ni robusto como uno se pudiera imaginar. El cine, o como cuentan, tienen una manera de hacer que un individuo parezca ser más grande de lo que parece.

Fue un domingo por la tarde a mediados de mayo, en Puerto Vallarta. La reciente llegada ola de calor se hizo presente en algunas zonas de su playera de algodón azul mientras Castillo entraba al patio de Incanto para nuestra entrevista.

Su atuendo se complete con unos shorts grises, sandalias y una brusca cachucha negra- la cual se estuvo acomodando constantemente en el transcurso de nuestra entrevista de una hora- Castillo inmediatamente aparento ser más accesible y con más personalidad que las miradas vigorosas y libidinosas que se reflejan en sus canales de redes sociales.

El actor de películas para adultos sonrió y saludo mi mano, se sentó e inmediatamente nos pusimos a trabajar.

“Quiero hacer la diferencia” nos comentó. “Yo estoy en contacto constante con todos fans. Lo que he notado durante los últimos dos años es que el tipo de fans que me contacta cambia dependiendo de la plataforma de redes sociales. Los chicos que me contactan en Instagram son más jóvenes, en sus veintes. Siempre me preguntan, “¿Tu familia sabes a lo que te dedicas? ¿Alguna vez tienes algún problema con cómo te ve la sociedad? Y por supuesto que quieren saber esto porque comparan sus vidas con lo que muestro.

“Twitter es un poco más agresivo que Instagram” nos comentó. “Hay más busca pleitos, más odio” Hay más críticas sobre cómo te vez, lo que haces, por qué lo haces, entre otras cosas. Twitter fue creado para que siguas a personas que no conoces, lo cual es lo contrario a Facebook, cuyo objetivo es conectarte con personas que ya conoces. Las personas que usan Facebook son un poco mayores, en sus cuarentas o cincuentas, así que los mensajes son más amables”.

“Lo que yo trato de hacer es explicarles que no se comparen con nosotros,” agrego, “porque lo que ven en las redes sociales es solo el resultado final. Es un producto. A veces no solo compartimos nuestro trabajo sino también nuestra vida social, algunos selfies, pero lo que ven, muchas veces no es lo que es.”

Durante los últimos dos años, esto ha sido una experiencia enriquecedora para el actor de treinta y dos años de edad. A pesar de que su ambición por trabajar en películas para adultos inicio hace una década, su entrada a la industria ocurrió cuando el afamado Lucas Entertainment trajo a esta ciudad una producción y lo contrato como reclutado local. Cuando algún actor cancelaba a último momento, el creador y CEO de la empresa, Michael Lucas le preguntaba al local si conocía algún remplazo potencial.

“El me comento, ´Estamos buscando a otro modelo. ¿Quién crees que sea el chico más atractivo de la ciudad? ‘a lo que yo le comenté ´ ¡pues…yo! y a esto le comento ¡No! Y yo le comente         ¡Claro que soy yo! Asi que me comento que le enviara algunos videos y fotos.”

“Le gustaron.”

“Esto sucedió con esta primera producción,” nos comentó, “Tuve que hacer mi primera escena y no sé, pero en aquel entonces, los demás modelos no fueron tan buenos como de costumbre. Todos ellos estuvieron promedio. Quizás fue el clima, pero algo estuvo diferente. Estuvimos grabando en la playa y en diferentes locaciones y puedo decir que mi escena fue la mejor de toda la producción. El camarógrafo, fotógrafos y todos ellos estuvieron muy contentos. Ellos me comentaron ´Okay, vamos a darte más’ y después de eso me ofrecieron un contrato exclusivo con el cual he estado trabajando durante los últimos dos años.”

Casi inmediatamente se encontró lidiando con las preguntas de los amigos y familia, todos sorprendidos al aprender que sus actuaciones eran sin protección. Castillo se convirtió en un educador sobre las prácticas sexuales seguras con toda la gente que se preocupaban con él.

“Me tuve que convertir en esa persona que le puede decir a los demás que estamos bien,” el agrego, “y estaremos bien siempre y cuando estemos informados. Así que se lo explique a mi mama, hermano y hermana. La gente en México no habla sobre el SIDA porque tienen miedo. Tenemos la sombra del SIDA porque crecimos en esa generación, así que el estigma sigue existiendo, pero es con nosotros donde cambia. Es algo personal. No sé si mucha gente habla sobre esto, pero, siempre y cuando la información sea correcta, yo lo hare.

“Las personas mayores no lo entienden todavía ya que quizás perdieron muchos amigos durante su vida, o vivieron muchos años con el temor y es por esto que quizás aún no entienden en su totalidad que PrEP te protege (si eres HIV negativo) ni a los medicamentos que te hacen indetectable (si eres HIV positivo). Ellos no entienden esto, y por supuesto, no es una cura, pero es una manera de vivir saludablemente. Tu solo necesitas estar informado. Las personas más jóvenes tampoco encuentran interés, pero una vez que se los explicas, se les facilita entenderlo.

Y así fue como comenzó su proceso de educar a las personas, en particular a los gays mexicanos, sobre los riesgos y consecuencias, liberación sexual y protección responsable. Alejandro Castillo se siente responsable de traer este tipo de conocimientos a la mayor cantidad de personas posibles.

“Me gustaría trabajar con un hospital u organización que pueda proveer más información,” él nos comentó. “Yo no puedo cambiar a mi país para que este pueda otorgar o facilitar el medicamento PrEP a todos. Me gustaría, pero no puedo. Lo que sí puedo hacer es comentarle al respecto y motivarlos a que lo usen, y si no, que usen condones, así como comentarles que si tienen HIV, que es posible que pueden vivir saludables y felices. No creo que exista alguna persona que hable sobre esto tan abiertamente aquí en México.”

La necesidad de este tipo de educación, de acuerdo con el actor es única en México y el cree que es algo con lo cual tiene que participar, ya que es, indiscutiblemente uno de los más grandes actores de México, y cree tiene que compartir esta información la cual ha aprendido. ¿Acaso no hay otros actores que hagan lo mismo?

“No lo creo y te comento porque,” nos comentó. “Ellos viven en otros países donde hay menos estigma y quizás mas información al respecto, y viven con otro tipo de reglas. En este caso yo estoy en el medio. No estoy viviendo ni en Europa ni Estados Unidos. Yo vivo en un país católico que tiene mucha culpa sobre la vida sexual.”

“Estuve buscando a youtubers en Mexico que hablen sobre el SIDA porque yo tengo que saber todo al respecto y explicarle a la gente si me pregunta,” nos comentó. “Me gusta hablar con las personas, comentarles que se relajen y vivan su vida, que disfruten su vida sexual, y que sepan que todo tiene consecuencias y que, si quieren tener una vida parecida a la de un actor porno, que tomen sus precauciones. Yo siempre le comento a las personas que me rodean que los doctores tienen que ser sus amigos. Si no tienes un doctor el cual consideras un amigo, tienes que buscarte a otro. Si eres gay, trata de buscar a un doctor que sea gay para que sientas que le puedes contar exactamente todo lo que tiene que ver con tu comportamiento sin sentir que te juzgara.”

Y mientras tanto, Alejandro Castillo esta construyendo una vida que piensa extender a muchos años más. Al lado de la salud sexual, él está aprendiendo el negocio de la industria. En una era de redes sociales, y en una ciudad inundada con negocios que están promoviéndose a sí mismos sin descansar a todos aquellos que visitan la ciudad, el entiende que su papel es el de promover a su estrella. Y con el cine principal, editoras de libros y grabaciones de música, ya hace mucho que dejo de existir eso de tener un contrato exclusivo que te lance a la fama eterna.

“Ser exclusive significa que el principio (de una Carrera) puede ser un beneficio para ti porque puede apoyar a lanzar tu Carrera. Ellos promoverán tu nombre y serás parte de ese equipo. Eventualmente si quieres crecer, tendrás que buscar tu independencia, y una vez que tu nombre sea muy grande ya podrás hacer lo que quieras y tendrás a personas que estén contigo y te siguán a donde sea. Y si tienes paginas creadas por tus fans, ellos pagarán o irán a verte en un show en vivo. Pero al principio tendrás que trabajar duro y no veras resultados rápidamente. Todo toma su tiempo.”

“Quiero tener mi propio club,” el agrego. “Mi propio club de baile. Quiero escribir acerca de cómo puedes vivir tu propia vida con tus propias reglas. Quizás en tres o cuatro años será una buena idea compartir mis experiencias como un hombre gay haciendo porno gay y viviendo en una sociedad donde se hacen llamar bugas la mayor parte del tiempo.”

“Yo estoy en contacto con diferentes activistas,” el comento. “Mucha gente me sigue en las redes sociales sin ser gay. Ellos me siguen porque les interesa saber lo que pienso. Están encontrando un aliado. Estamos en el medio de todo.”

“Estamos creando cambios todos los días.”

 

Traducido del inglés por Ruben Oropeza Gomez, Customer Service College

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.