Usuarios locales de Grindr expuestos en Twitter

0
2030
Grinder

This post is also available in: English (Inglés)

Algunos usuarios de Grindr en Puerto Vallarta han sido objeto de ataques y difamaciones por parte de cuentas anónimas de Twitter que publican material sensible, incluidas fotografías explícitas sin el consentimiento de los involucrados. Algunos de los tweets han tenido graves consecuencias para los expuestos, como la pérdida de sus trabajos. Un local recomienda bloquearlas inmediatamente. 

*Los nombres de los entrevistados en este artículo han sido cambiados para guardar su identidad.

Desde hace algún tiempo, Out&AboutPV ha estado al tanto de la existencia de algunas cuentas de Twitter en Puerto Vallarta que se dedican a compartir material sensible presuntamente obtenido a través de usuarios de la aplicación gay de encuentros y citas Grindr, exponiendo a integrantes locales de la comunidad LGBT y convirtiéndolos en objeto de una serie de críticas hacia su rol sexual, apariencia física, ocupación, categoría social, entre otros aspectos. El discurso utilizado en estas cuentas está frecuentemente impregnado de humor y aseveraciones para desprestigiar a los individuos expuestos. 

Algunos de estos tweets han tenido fuertes consecuencias para los involucrados. Una fuente local informó a Out&About PV que uno de sus amigos perdió su trabajo después de haber sido expuesto ilegalmente. “En medio de la pandemia cuando no hay muchas oportunidades laborales ni ingresos, alguien tiene suficiente tiempo para hacer esto y, evidentemente, lo hace para perjudicar a la comunidad gay. Recomendaría a todos reportar estas cuentas lo antes posible”. Para señalar el mal uso de una cuenta en Twitter, tienes que iniciar sesión en la aplicación, buscar el perfil que deseas reportar y dar click en el botón de opciones, ubicado en la parte de arriba de la página. Deberás indicar el problema con la cuenta y marcar algunos tweets que ejemplifiquen el uso indebido por parte del administrador. Al finalizar el proceso, puedes también bloquear la cuenta para que no te aparezca más su contenido.

Una de las cuentas detectadas por Out&AboutPV es DiscretPV que a la fecha cuenta con más de 3 mil seguidores y está activa desde febrero de 2019. Su administrador publica screenshots de imágenes y chats de Grindr, series de fotografías explícitas y no explícitas adjudicadas a cierta persona, así como videos acompañados de relatos o “chismes” referentes a los chicos expuestos. 

La cuenta parece tener frecuente interacción por parte de sus seguidores con publicaciones que alcanzan los 50 likes y una veintena de comentarios. Incluso, en un tweet con fecha del 02 de julio, el administrador sugiere que su contenido se nutre con la participación de otros usuarios locales que lo contactan por mensaje privado. 

Una cuenta similar, Grindrospv2, cuenta a la fecha con 1,071 seguidores. Anteriormente, este usuario tenía el nombre de Grindrospv y, aparentemente fue dado de baja por violar las políticas de Twitter; por lo que abrió una cuenta alterna con su nombre actual. En un tweet con fecha de 20 de junio de 2020, publica: “Ya estamos de vuelta, si quieren más contenido, envíen sus aportes al DM. Fotos, chismes, lo que quieran que sea publicado”. 

Otras cuentas activas con contenido explícito de personas locales que logramos identificar son: Gay & bisexuales Puerto Vallarta (2,625 seguidores) y pto vallarta (3473 seguidores).

¿Cómo es posible esto?

No es ningún secreto: Twitter es la meca de la pornografía dentro del mundo de las redes sociales. Esta plataforma permite la divulgación de contenido multimedia para adultos de manera consensuada, siempre y cuando las cuentas que lo compartan lo marquen como “material delicado” desde su configuración de seguridad. Esto permite que una leyenda de advertencia aparezca a los usuarios que podrían acceder a él. ¿Parece una buena idea, no? Sobre todo en tiempos de confinamiento y distanciamiento social en donde muchos usuarios LGBT querríamos disfrutar de este material de manera segura, gratuita y sin provocar algún tipo de daño a otros individuos. 

Con estas políticas, Twitter ha tomado el lugar de Tumblr, otra red que se caracterizaba por permitir este tipo de contenido y que prohibió la pornografía en diciembre de 2018. De acuerdo con Business Insider, a partir de esta decisión, el tráfico en el sitio web y las descargas de la aplicación han caído drásticamente. Claramente, hay un mundo de personas que acceden diariamente a este material. 

Es por este motivo que Twitter ha establecido normas para regularlo, incluida la Política relativa a la desnudez no consensuada, publicada en noviembre de 2019, que dicta: “No puedes publicar ni compartir fotos o videos íntimos de otra persona que se hayan obtenido o distribuido sin el consentimiento de esa persona”. Algunas veces llamada Pornografía de Venganza, esta incluye los siguientes ejemplos que figuran en la página web del centro de ayuda de Twitter:

  • Contenido capturado con cámaras ocultas y que muestra desnudez total o parcial, o bien actos sexuales;
  • “Creepshots” o “upskirts”: imágenes o videos de las nalgas de una persona, que se toman por debajo de la falda, el vestido u otro tipo de ropa, y que permiten ver los genitales, las nalgas o los pechos de la persona; 
  • Imágenes o videos que superponen o manipulan digitalmente de alguna manera la cara de una persona sobre el cuerpo desnudo de otra persona; 
  • Imágenes o videos que se toman en un contexto íntimo y que no están destinados a su distribución pública; y
  • Ofrecer una recompensa, económica o de otra índole, a cambio de imágenes o videos íntimos.

Sin embargo, lo cierto es que en la práctica resulta difícil vigilar esta actividad. 

Expuestos en Puerto Vallarta

Antonio (36 años), usuario de Twitter, reparó en la existencia de estas cuentas gracias a que algunas de las personas a quienes seguía le daban likes a sus publicaciones. “Me dí cuenta que subían fotografías de perfiles de Grindr y los enumeraban. Algunos de mis conocidos estaban ahí y no dudé en avisarles”, comenta. Poco después, él sería víctima de la misma operación en la desaparecida cuenta PackBahiaGrinder, en donde además de la foto de perfil de Grindr adjuntaban la fotografía de un pene. “Esa primera vez fue en mayo de 2020 y me causó gracia porque la imagen de los genitales no era mía. Yo no comparto ese tipo de imágenes explícitas porque considero que son muy sensibles. De hecho, le aclaré al administrador esta situación y él me preguntó si quería enviarle las verdaderas fotos de mi miembro”. 

Posteriormente, otra cuenta llamaba GrindosPV volvió a subir fotos supuestamente de Antonio, a quien describían como “Dudosamente Delgado”, insinuando que tenía algún tipo de enfermedad. “Esto sí me causó molestia, por lo que reporté la cuenta y después me percaté de que efectivamente la habían dado de baja”.

Antonio no solo ha sido víctima de difamaciones a través de Twitter. Hace más de un año, comenzó a percatarse de que en Grindr surgían perfiles falsos que promovían tríos en los que él estaba involucrado. “En aquel entonces, yo terminaba una relación abierta con una persona y comenzaba a salir con alguien más. Alerté a mis conocidos a través de Facebook que alguien estaba utilizando mis fotos y difamándome en esas cuentas de Grindr. Fue un proceso muy largo, en el que también hubo acoso vía telefónica hacia mi nueva pareja. Finalmente y gracias a una grabación de una llamada, me percaté de que mi ex pareja estaba detrás de esta situación. Él, al saber que si iniciaba un proceso de reporte en Grindr podía tener la dirección IP del usuario falso, se calmó”, afirma.

Antonio comparte que muchas personas de su círculo social terminaron sabiendo acerca de los perfiles falsos de Grindr y la actividad en Twitter, pero únicamente una persona lo alertó. 

“Creo que es importante no juzgar a una persona por su actividad sexual. Siempre he pensado que mientras sea sexo consensuado entre dos adultos, está bien y pueden vivir su sexualidad de la manera que quieran. Y creo que este tipo de cuentas de Twitter y mal uso de las apps de ligue generan todo lo contrario, normalizan que se juzgue”.

Rubén (29 años), fue alertado por amigos de que la cuenta DiscretPV había publicado unas fotografías de él. “Eran imágenes normales, no explícitas. Y probablemente por eso no le dí mucha importancia. En la descripción de la imagen, se especulaba acerca de mi rol y se mencionaba mi ocupación. Realmente lo que me impresionó fue la cantidad de likes y comentarios de usuarios pidiendo más fotos, la gran mayoría desde el anonimato. Y también fue una sorpresa ver otros posts de personas que ubico de vista y a quienes sí exponían de manera muy fuerte”, declara. 

Tanto Antonio como Rubén afirman haberse percatado de que estas cuentas interactúan entre ellas. Incluso, comparten muchos de sus seguidores. “Existe una comunidad local que consume y promueve este material. Pienso que debemos de tener cuidado del tipo de fotos que compartimos”, menciona Rubén. 

¿Morbo, diversión o curiosidad?

“Conozco estas cuentas y, aunque no las sigo porque sé que muchos conocidos se darían cuenta, frecuentemente entro a ver su contenido. Aunque suene raro, es una forma de conocer quién forma parte de la comunidad en Vallarta y saber un poco de su vida y su pasado, ver con qué tipo de gente sería inconveniente relacionarse. Es una mezcla entre curiosidad y morbo”, confiesa Raúl (32 años). 

Por su parte, Javier (27 años) explica: “Como usuario local de Twitter es muy fácil que te des cuenta que existen estos perfiles. En mi caso, fue porque un amigo compartió o comentó alguna publicación. Cuando entré a ver el contenido, vi que había muchos conocidos o amigos de mis amigos y claro que les avisaba pero nunca pensé en reportar. La verdad es que nos encanta el chisme”.

Javier relata que dentro de Twitter se ha percatado de dos tipos de cuentas que exponen a personas locales: las que solamente suben las imágenes de cierto sujeto y le otorgan un número, y otras que acompañan el material con textos para burlarse de ellos y así desacreditarlos. “Creo que definitivamente no está bien que te expongan y hablen de ti de esa manera. Sobre todo si tu familia o amigos llegan a enterarse, puede resultar una situación dolorosa emocionalmente para todos. Están violando tu intimidad y publicando contenido sin consentimiento. Sin embargo, también hay que decir que no para todos resulta negativo. Yo tengo algunos conocidos que se dedican a subir pornografía y, lejos de ser un inconveniente, les da publicidad”, finaliza.

¿Quién está detrás de estas cuentas?

Antonio y Rubén coinciden al comentar que lejos de tratarse de una persona allegada a ellos, consideran que más bien podría tratarse de integrantes de la comunidad LGBT con el tiempo suficiente para dedicarse a pasatiempos banales. 

“Se me hace algo muy mediocre, seguramente es gente que tiene mucho tiempo libre y también muchas inseguridades, por lo que necesitan estar desacreditando a los demás para sentirse bien consigo mismos”, declara Antonio. Por su parte, Javier añade: “Pienso que probablemente es gente que intentó ligarse a una persona en Grindr y no tuvo éxito y que lo hace por venganza”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.